TO BE OR NOT TO BE. THAT IS THIS QUESTION

Post 10 of 17

TO BE OR NOT TO BE. THAT IS THIS QUESTION

 

 “Lo que una vez es, no puede dejar de ser, y no ser que no sea” afirmó el Maestro Joaquín Trincado, fundador de la E.M.E. de la C.U., porque la materia es indestructible, como asentó el fisiólogo francés Antonio Lorenzo de Lavoisier, que también afirmó: “Nada se crea, nada se destruye”, y Víctor Hugo expresó: “Si faltare la pobre esencia de un animalito microscópico, se destruiría el Universo”.

Y si la materia es indestructible, el espíritu y el alma son imperecederos. El Alma es el peri espíritu, el doble etéreo, compañera inseparable de su amo y señor, que le sirve de envoltura al espíritu, y es también su archivo-conciencia y es a la vez un aislante o resistencia por la que el espíritu se une al cuerpo, para evitar el corto circuito entre el polo positivo y el polo negativo cuerpo,  es como si unieses estos dos polos de la electricidad dinámica, se causa un incendio, porque la corriente es fría en sí misma, pero si se le cierra el paso explota. Pero si conectas entre esos dos polos un foco, un motor, una resistencia, como una plancha, tendrás luz, movimiento y calor.

Así es el hombre, una máquina, una herramienta, con la cual el espíritu puede desde engendrar un semejante, hasta concebir el plano de una obra, que al materializarse se transforma en un edificio, una hidroeléctrica o una nave espacial. Tal es la grandeza del espíritu y la vemos reflejada en el maravilloso proceso del cual proviene el extraordinario avance de las Ciencias y Tecnología. El Internet es otro sistema electrónico, por medio del cual tienen comunicación los seres humanos de todo el mundo, por medio del Twitter, el Facebook, etc., aunque es un arma de dos filos, se usa para el bien y para el mal.

Pero una vez que el Padre Eloí, emana de su propio ser, una familia espiritual, para que ocupe un mundo embrionario, que es el primer grado del progreso universal, esa familia espiritual cuenta como número en el seno de la Creación y no desaparecerá jamás, porque una vez creada,   no puede dejar de ser, como todo el infinito Cosmos. Pero todo evoluciona, se transforma y progresa.

 

 

 

EDUARDO ADAME HERNANDEZ

Este artículo fue escrito por administrador

Menu