Proclama

El Universo Solidarizado

Es la unión de todos los espíritus en luz, que empieza a tener realización para cada espíritu después que, a través de las distintas encarnaciones, ha conquistado la luz y el progreso y ha pagado. Como hombre o mujer, las deudas contraídas durante su etapas de expiación.

El Mundo todo, Comunizado

El objetivo fundamental del Espiritismo Luz y Verdad es la propagación y enseñanza a toda la humanidad de la sabiduría y del amor. Por tanto, cuando todos los hombres y mujeres, del mundo hayan llegado a amarse como hermanos, la implantación de la fraternidad humana en toda la Tierra, en aspiración a convertir el amor de hermanos en ley fundamental, traerá como resultado inmediato el mundo todo comunizado. Esto significa la desaparición de todas las desigualdades e injusticias sociales, toda vez que no se concilia el amor de hermanos ente hombres, con la explotación del hombre por el hombre.

La ley es una, la Sustancia es Una

La Ley es una y es Amor. Y siendo el amor la ley única de nuestro Padre, cuyo objetivo es perpetuar la vida; es amor la fuerza que une todos los átomos y moléculas que forman la materia visible; es amor, la fuerza que une a las diferentes colectividades humanas y las hace, por necesidad, convivir y trabajar y por lo tanto progresar; es la fuerza que une a los seres por imperativos biológicos y espirituales, para perpetuar la especie y acrecentar la creación.

Amor es pues, la fuerza que mantiene unidos armónicamente y sin estorbarse unos a los otros a los infinitos mundos que giran vertiginosamente en el universo.

La sustancia única es el Éter, según definición de la Física es un fluido sutil e imponderable que llena todo el espacio y que es el vehículo de transmisión de todas las vibraciones eléctricas y luminosas. Pero fundamentalmente el Éter es la fuerza originaria y única de la vibración de toda materia, procediendo del Padre Creador Universal.

Uno es el principio, Uno es el fin

Uno es el principio, porque todos procedemos de la misma fuente originaria de la vida, llámese Padre Creador.

Uno es el fin porque todos caminamos hacia el mismo infinito y vida eterna, a través de las distintas reencarnaciones, cometiendo errores y rectificándolos, contrayendo deudas y pagándolas y adquiriendo, por lo tanto, experiencia a través del estudio y trabajo.

Todo es Magnetismo Espiritual

Si todo es Vida y la Vida es movimiento, el resultado de este movimiento, Éter y Espíritus es el Magnetismo Espiritual.

Menu